lunes, 12 de diciembre de 2011

MEDALLA DE ORO DE JEREZ PARA NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA

El Ayuntamiento de nuestra ciudad acordó en la junta de gobierno local celebrada el pasado viernes, la propuesta de concesión de la Medalla de Oro de Jerez a Nuestra Señora de la Esperanza, titular de la Hermandad de la Yedra.

Una grata noticia para los cofrades de La Plazuela que engrandecerá, más si cabe, la coronación canónica de la Santísima Virgen el 14 de septiembre de 2013.

LA BANDA MUNICIPAL DE GERENA ACOMPAÑARA A NUESTRA MADRE DE LOS DOLORES LA PRÓXIMA SEMANA SANTA

La Junta de Gobierno de la Antigua y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Salud en sus Tres Caidas, Santísimo Cristo de la Salud y María Santísima de los Dolores, de manos de su Hermano Mayor D. Francisco Bazán Franco, ha rubricado un acuerdo con la Banda Municipal de Gerena, para acompañar al palio de María Santísima de los Dolores el próximo Miércoles Santo de 2012.

CONCIERTO DE VILLANCICOS

El próximo viernes 16 de diciembre y tras la santa eucaristía tendrá lugar en el templo de San Lucas el concierto de villancicos del Coro Virgen de Belén de la Asociación de Belenistas de Jerez, que cada año celebra en una iglesia de nuestra ciudad.

CULTOS A NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA DE LA YEDRA


Durante los días 15, 16 y 17 de diciembre a las 20'30 horas se celebrará en el templo de San Miguel un solemne triduo en honor a la Santísima Virgen.

Ya en la jornada del domingo día 18, la Virgen de la Esperanza se encontrará expuesta en solemne ceremonia de besamanos desde las 09'30 hasta las 18'00 horas, salvo a las doce del mediodía, hora en la que se celebrará una solemne Función en su honor. A la misma asistirá, en representación de la Armada Española, el General de Infantería de Marina D. Jesús M. Vicente Fernández.

La predicación de estos cultos correrá a cargo de los siguientes sacerdotes:
· Día 15: Rvdo. Padre D. Antonio López Fernández, deán-presidente del Cabildo Catedral de Jerez y párroco de la de los Cuatro Evangelistas.

· Día 16: Rvdo. Padre D. Manuel Lozano Jiménez, mayordomo de la Santa Iglesia Catedral y párroco de la de los Dolores.

· Día 17: Rvdo. Sr. D. José Carlos mellado González, Caballero de la Orden de San Clemente y San Fernando y párroco de la de San Sebastián de la Villa de Puerto Real.

· Día 18: Monseñor D. Ángel Romero Castellanos, canónigo doctoral de la Santa Iglesia Catedral y párroco de la de San Miguel.

Por último, a las 19:00 horas se iniciará el traslado de regreso de la Santísima Virgen a su sede de la capilla de la Yedra.

VUELTA TEMPORAL A LA NORMALIDAD

Como conocereís quienes visitan nuestra hermandad habitualmente, hace unas semanas se procedió a la colocación de las medidas de prevención ante el desprendimiento el pasado mes de septiembre de una parte del artesonado de la nave central.

Os dejamos a continuación algunas imágenes y los impactos en prensa digital y escrita de la vuelta a la normalidad a la espera de valorar una solución definitiva.






Fuente: La Levantá Digital

La Iglesia de San Lucas ha vuelto a recobrar la normalidad en cuanto a su distribución se refiere, ya que la zona de la nave central del templo que se acotó hace unos meses debido a unos desprendimientos, ha retomado su aspecto habitual tras la subsanación de los desperfectos.

Fuente: Diario de Jerez

La hermandad de las Tres Caídas saldrá de San Lucas el Miércoles Santo de 2012. Tras la incertidumbre creada por el desprendimiento de parte del artesonado de la techumbre sucedido meses atrás, que obligó a cerrar la nave central del templo, la hermandad ha adoptado medidas de urgencia y provisionales como colocar una red para minimizar otros posibles desprendimientos que pudieran producirse, un sistema similar al que se usó en San Miguel cuando esta iglesia estaba en proceso de rehabilitación y hubo que tomar este remedio de forma eventual.

Este templo depende directamente de la hermandad, al igual que sucede con otras iglesias de la nómina histórica de la ciudad como es el caso de la Vera Cruz en San Juan o el Desconsuelo con San Mateo. Junto a la colocación de la red, los especialistas que ha consultado la hermandad y han visitado San Lucas han aconsejado la colocación de unos testigos en la zona afectada a fin de determinar si la fractura es casual u obedece a algo más grave.

Así que, en este caso concreto, la medida o la actuación más inmediata es esperar a saber qué pudo provocar el desprendimiento de una pequeña pieza del artesonado. Lo cierto es que hoy en día el concurso de las hermandades para el mantenimiento de templos de primer orden en lo histórico y artístico en la ciudad es algo que nadie duda, ya sea de forma directa, por ser gestores o usufructuarios de los mismos, o por formar y ser la parte más activa de una comunidad parroquial.

En gran medida el mantenimiento de estas edificaciones e incluso la responsabilidad de atender eventuales situaciones críticas recae sobre las espaldas de las corporaciones cofrades, que por otra parte son al fin y al cabo las que las disfrutan. Nadie pasa por alto que la situación de los templos más añejos de la ciudad es bastante delicada con casos como el de Santiago, que apunta a eternizarse.

LA VIRGEN DE LOS DOLORES VESTIDA PARA EL TIEMPO DE ADVIENTO

Dejamos a continuación algunas imágenes de nuestra titular María Santísima de los Dolores vestida de color inmaculista para este tiempo de adviento, sin pañuelo y sin puñal con el rosario entre las manos a la espera de la venida del Niño Dios. En definitiva, impresionante una vez más tal y como nos tiene acostumbrado su vestidor José Carlos Gutiérrez.





IGUALÁ DE MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES

Recuerden que mañana tendrá lugar a las 21 horas en la Iglesia de San Lucas la igualá de la cuadrilla de costaleros del paso de María Santísima de los Dolores para la próxima Semana Santa que un año más mandará nuestro capataz D. Tomás Sampalo Torres.

ROTUNDO ÉXITO DE NUESTRA ZAMBOMBA

De gran éxito podríamos calificar la celebración de la pasada zambomba pro- restauración del Señor. Gran ambiente, numerosísimo público y enorme la fiesta que en torno al Belén de San Lucas pudimos vivir el pasado 7 de diciembre- víspera de la Inmaculada. Muchísimas gracias a todas las personas que participaron, al barrio de San Lucas, colaboradores, hermanos, devotas, costaleros, capataces y miembros de junta que hicieron posible una noche tan entrañable y una zambomba auténtica, sin vosotros y vosotras no hubiera sido posible.

 A continuación dejamos algunas imágenes de lo que dió de sí nuestra particular zambomba.







domingo, 4 de diciembre de 2011

ZAMBOMBA PRO-RESTAURACIÓN

Os invitamos a todos los hermanos y devotos a pasar un rato entrañable y colaborar en la restauración de nuestra imagen titular participando de nuestar Gran Zambomba que tendrá lugar el próximo 7 de diciembre a las 21 horas en la Plaza de San Lucas.

Es la primera vez que la hermandad organiza una actividad de estas dimensiones para obtener recursos y todas las manos serán bienvenidas para colaborar en su montaje y desarrollo, así como para difundir la actividad y congregar el mayor número de personas posible, de modo que la Zambomba sea un éxito, y la restauración de nuestra imagen titular una realidad.

Para ello la hermandad pide a los hermanos y devotos que quieran colaborar a que mañana lunes 5 de diciembre se pasen por la vitrina y se inscriban, bien en algunos de los turnos de trabajo o sobretodo -ya que ésta es la necesidad mayor-contribuyendo con la aportación de carne (filetes de lomo) o tortillas de patatas para los montaditos que se venderán al público.

¡Anímate a participar! ven acompañado de tus familiares y amigos para que pasemos una noche entrañable celebrando la venida del Niño Jesús y colaborando con los proyectos de tu hermandad.

MISA EN HONOR A SAN NICOLÁS DE BARI

Mañana lunes 5 de diciembre, víspera de la Festividad de San Nicolás de Bari, se celebrará la Santa Eucaristía en su honor a las 20:30 horas, posteriormente se expondrá su reliquia para ser besada.

CAMINATA DE LOS TRES LUNES A SAN NICOLAS DE BARI

Como muchos de vosotros conoceréis la enorme devoción y tradicional visita de los lunes que profesa el pueblo de Jerez a Nuestro Padre Jesús de la Salud en sus Tres Caídas viene precedida por la también tradicional devoción a San Nicolás de Bari. A lo largo de todo el año, se observa los lunes un tránsito más concurrido de lo habitual. Y la iglesia de San Lucas permanece abierta mañana y tarde a los creyentes que realizan las Caminatas en honor del santo para hacer una petición personal.
El ritual exige ser repetido durante tres lunes consecutivos y realizar el desplazamiento a pie desde el domicilio a la iglesia, ida y vuelta, a modo de penitencia.
Una vez en la iglesia, el primer lunes se reza por tres veces la jaculatoria “Señor San Nicolás, óyeme”, seguida de la petición correspondiente y del rezo de un Ave María, un Gloria y la siguiente oración: “Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar, en los cielos, en la tierra y en todo lugar”, añadiendo a continuación la “Alabanza” que figura en la ilustración.

El segundo y tercer lunes se repite el ritual pero modificando la jaculatoria. El segundo día se pide por tres veces “Señor San Nicolás, guíame” y  el tercero “Señor San Nicolás, vengo por mi petición”.

Esta tradición, que también se conserva en otras ciudades españolas, especialmente en Madrid, Castellón y Valencia, en otros tiempos exigía requisitos más rigurosos propios de la liturgia pasada y de una peregrinación, tales como estar "en gracia de Dios" o adquirirla ese mismo día mediante confesión; no haber comido ni bebido desde una hora antes; comulgar durante la celebración de la misa y rezar las oraciones preceptivas.

Es comprensible que todo esto origine en nuestro tiempo una reacción de escepticismo, pero aquí sólo intentamos constatar una consolidada tradición que todavía pervive. Y será muy extraño quien en Jerez no conozca alguna mujer de su familia o entorno que pueda confirmarle su asistencia a las Caminatas para solicitar curaciones o prebendas.


PRIMER LUNES
Señor San Nicolás, por la preciosa Sangre de mi Señor Jesucristo que derramó en la calle de la Amargura, por la corona de espinas que pusieron en su santísima cabeza, por la bofetada que le dieron en su santísimo rostro, por la lanzada que le dieron en su santísimo costado, ¡oh, divino amor! por los azotes que le dieron en sus santísimas espaldas, por el dolor que sintió su Santísima madre en la calle de la Amargura, cuando le vio caer con la cruz acuestas por nuestras culpas; por todo lo que sintió en su santísima Pasión y por la copiosísima sangre que El derramó, te suplico, señor San Nicolás, que te intereses por las necesidades y aflicciones que me rodean, y me des una respuesta favorable en todas mis aflicciones.
Hacer la petición y decir tres veces: "Señor San Nicolás, óyeme" Concluir con la alabanza y oración final.
SEGUNDO LUNES
Se reza la misma oración del primer día, después se hace la petición y se dice tres veces: "Señor San Nicolás, guíame". Concluir con la alabanza y oración final.
TERCER LUNES
Se reza la misma oración del primer día, después se hace la petición y se dice tres veces: " Señor San Nicolás, vengo por mi petición; Señor San Nicolás, vengo por mi petición; Señor San Nicolás, vengo por mi petición". Concluir con la alabanza y oración final.

ALABANZA



Lleno de dulce esperanza
hoy vengo a ti, santo mío,
pues en tu bondad confío
de encontrar mi bienandanza.



Yo se bien que mi confianza
No ha de salir defraudada,
y que veré despachada
mi ferviente petición
pues calmarás la aflicción
de esta alma atribulada.

 ORACIÓN FINAL


Gloriosísimo San Nicolás, humilde y virtuoso Arzobispo de Mira, acuérdate que no se ha oído decir que no alcance tu favor quien a ti se acerca en sus tribulaciones. Confío en ti, espero en ti y te pido seas mi intérprete para con Dios Nuestro Señor, a fin de obtener esta gracia que con toda mi alma te he pedido. Sé mi guía, sé mi salvaguardia y purifica mi alma Amén.

FESTIVIDAD DE SAN NICOLÁS DE BARI

San Nicolás fue obispo de la ciudad de Mira, en Licia, Asia Menor (corresponde a la localidad turca llamada actualmente Dembre), en el s. IV, y sus reliquias se veneran en Bari (Italia). Muy pocos son los datos que se conocen de la vida de este santo, puesto que no existen testimonios auténticos contemporáneos. Sus biografías más antiguas son de algunos siglos posteriores a la época en que se cree que vivió. Se considera que nació en Patara (Asia Menor) alrededor del año 270, y que murió un día 6 de diciembre de un año entre 345 y 352.
Lo poco que se conoce de la figura de San Nicolás contrasta fuertemente con la universalidad de su fama y de su culto, con la popularidad de que goza en oriente y en occidente, aun en los tiempos modernos, y con la abundancia de leyendas creadas en torno a él. Fue tan popular en la antigüedad, que se le han consagrado en el mundo más de dos mil templos. Era y es invocado en los peligros, en los naufragios, en los incendios y cuando la situación económica se ponía difícil, y la gente conseguía por su intercesión favores admirables.
Existen muchas obras que hablan de la vida del santo. Entre ellas destaca una compilación de San Metodio, Arzobispo de Constantinopla, que ofrece un resumen de todas las piadosas y maravillosas historias que se contaban de él.
Según estas historias, ya desde el nacimiento de Nicolás los prodigios se suceden uno tras otro: Desde niño se caracterizó porque todo lo que conseguía lo repartía entre los pobres. Decía a sus padres: "sería un pecado no repartir mucho, siendo que Dios nos ha dado tanto". La generosidad es una virtud que siempre se ha asociado a este santo.

Fue ordenado sacerdote por un obispo tío suyo. Al morir sus padres atendiendo a los enfermos en una epidemia, él quedó heredero de una inmensa fortuna. Entonces repartió sus riquezas entre los pobres y se fue a un monasterio. Después de visitar Tierra Santa llegó a la ciudad de Mira (Turquía) donde fue elegido obispo. Su elección se consideró un designio divino.
San Nicolás es especialmente famoso por los numerosos milagros que lograba conseguir de Dios. Se le representaba con unos niños, porque se contaba que un criminal había herido a cuchillo a varios niños, y el santo al rezar por ellos obtuvo su curación instantánea.

También pintan junto a él a una joven, ya que se dice que en su ciudad había un anciano muy pobre con tres hijas a las que no lograba casar por su extrema pobreza; el santo, por tres días seguidos, cada noche le echó por la ventana una bolsa con monedas de oro, y así el anciano logró casarlas.
Otra historia cuenta como estando unos marineros en medio de una terribilísima tempestad en alta mar, empezaron a decir: "Oh Dios, por las oraciones de nuestro buen obispo Nicolás, sálvanos". Y en ese momento vieron aparecer sobre el barco a San Nicolás, el cual bendijo al mar, que se calmó, y en seguida desapareció. Por esto es considerado también patrono de los marineros.
En otra ocasión iban a condenar injustamente a tres amigos suyos que estaban muy lejos. Ellos rezaron pidiendo a Dios que por la intercesión de Nicolás, su obispo, los protegiera, y esa noche en sueños el santo se apareció al juez y le dijo que no podía condenar a esos tres inocentes; así, al siguiente día fueron absueltos.
Cuando el emperador Licinio decretó una persecución contra los cristianos Nicolás fue encarcelado y azotado, pero siguió aprovechando toda ocasión que se le presentaba para hablar del cristianismo a cuantos trataban con él. Luchó contra la idolatría, y convirtió a judíos y árabes. Una vez muerto, el poder milagroso del santo seguía asistiendo a todos aquellos que le invocaban.

En Roma ya en el año 550 le habían construido un templo en su honor. En 1087, las reliquias de San Nicolás fueron trasladadas a Bari: según la tradición —avalada por un documento del s. XII— cuando los mahometanos invadieron Turquía, un grupo de católicos sacó de allí en secreto las reliquias del santo y se las llevó a la ciudad de Bari, en Italia. Allí se obtuvieron tan admirables milagros por intercesión del santo, que su culto llegó a ser sumamente popular en toda Europa.
En 1089 el mismo papa Urbano II consagró la cripta en donde son venerados los restos del santo. Es Patrono de Rusia, de Grecia y de Turquía, e innumerables iglesias le han sido dedicadas. En oriente lo llaman San Nicolás de Mira, por la ciudad de la que fue obispo, pero en occidente se le llama San Nicolás de Bari. Aún en la actualidad es considerado en muchas partes como patrono de los niños y de los marineros.
Origen de la figura de Santa Claus


Su fiesta se celebra el 6 de diciembre. Por haber sido tan amigo de la niñez y tan generoso, en algunos países europeos se repartían en este día dulces y regalos a los niños, y prácticamente con esta fecha se empezaban las festividades de diciembre, relacionando así al santo con las fiestas navideñas.
Durante los siglos XVII y XVIII coinciden en Estados Unidos inmigrantes de distintas culturas como la británica, la holandesa y la alemana: la tradición católica de holandeses y alemanes, que tenía devoción a San Nicolás se mezcló con la de “Father Christmas” (el padre de la Navidad) que era la figura típica de las fiestas navideñas en Inglaterra.

Como derivación del nombre del santo en alemán (San Nikolaus) lo empezaron a llamar Santa Claus, y fue popularizado en la década de 1820 —a través de un poema famosísimo en los Estados Unidos del poeta Clement Clark Moore— como un amable y regordete anciano de barba blanca, al que llama “St. Nick”, que la noche de Navidad pasaba de casa en casa repartiendo regalos y dulces a los niños en un trineo volador tirado por renos.
Las antiguas historias de los niños y los regalos dieron lugar en Alemania, Suiza y Holanda a la leyenda del "niño obispo" y sobre todo a la costumbre de que San Nicolás traiga secretamente regalos para los niños el 6 de diciembre, día en que la Iglesia celebra su fiesta. Dicha costumbre fue popularizada en los Estados Unidos por los protestantes holandeses de la ahora Nueva York, que paganizaron al santo católico convirtiéndolo en un mago nórdico llamándolo “Santa Claus”.

La mitra de obispo fue remplazada por el hoy famoso gorro rojo, desaparecieron su cruz pectoral y lo mudaron de Turquía al Polo Norte, de donde viene por la nieve en un trineo jalado por renos.

El Santa Claus paganizado cautivó la imaginación de agentes publicitarios en el occidente. En Estados Unidos comenzaron a usarlo en campañas publicitarias pre-navideñas.
La marca de refrescos Coca-Cola, al utilizar al personaje como parte de su campaña comercial en Navidad, cambiaría su capa de pieles por un traje rojo y blanco, dando así lugar al personaje de Santa Claus tal como se conoce ahora, también llamado Papá Noel.

Desgraciadamente hoy día, Santa Claus se utiliza para vender toda clase de cosas y casi nadie recuerda su verdadera historia y origen cristiano. Es hora de que los cristianos recuperemos nuestro santo y le enseñemos a nuestros niños que la Navidad es la celebración del Nacimiento de Dios hecho niño.

Recordemos que San Nicolás fue un santo obispo que se preocupaba por los pobres, especialmente por los niños, y se hizo famoso por su caridad y ejemplo pastoral. Ahora que Nicolás vive en la Casa del Padre viendo a Dios mismo "cara a cara" (1 Cor. 13,12) pidámosle en oración: San Nicolás bendito, ruégale a Dios que nos libre de todo peligro del alma y del cuerpo.
Milagros

Son muchos los milagros que se le atribuyen a Nicolás de Bari, pero algunos han traspasado los siglos y son conocidos por devotos y no devotos. Protector y ayudador de las chicas en edad casadera o en busca de marido. Se cuenta que en una ocasión supo de tres jovencitas que pretendían casarse pero su padre no podía pagar la dote correspondiente. Al saberlo Nicolás (pretendiendo realizar la caridad sin ser visto), dejó caer por la chimenea unas monedas de oro que coincidentemente cayeron en unas medias de lana que las jóvenes habían dejado secando (por eso se cuelgan las medias tejidas que sirven para recibir regalos en navidad). Por dicho motivo se representa frecuentemente con tres monedas de oro en las manos.

Uno de los milagros más sorprendente es el de haber resucitado por su intercesión a tres niños que habían caído de un árbol y muerto al instante. También se le atribuye el milagro de los tres niños sacrificados para dar de comer a los clientes de un hostelero, siendo devueltos a la vida por intercesión del santo. Motivo por el cual se le representa con tres niños a su lado, en una cubeta. Se cuenta que cierta vez salvó la vida de tres generales condenados a muerte injustamente.

También se cuenta que en otra ocasión, hallándose un grupo de marineros en medio de una tempestad y habiendo invocado la protección de San Nicolás, vieron aparecer la figura del santo sobre el barco y al momento tempestad se calmó. Uno de los milagros más recientes, ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial, cuenta cómo en un bombardeo a la ciudad de Bari una madre se separó de su niño en medio de la confusión, apareciendo éste horas después a la puerta de la casa sano y salvo. El niño contó cómo un hombre que describió como San Nicolás lo ayudó, lo protegió y lo llevó de regreso a su casa.

CAMPAÑA DE RECOGIDA DE ALIMENTOS

Desde la Acción Cofrade Patricia Bazán Luna y dentro de nuestra colaboración con CÁRITAS San Mateo- San Lucas, hacemos un llamamiento a todos los hermanos y devotos a que contribuyan en la Campaña de Alimentos Navideña con algunos de los alimentos citados a continuación, para que en estos tiempos de especial dificultad seamos solidarios y hagamos la vida un poco más sencilla a quienes soportan grandes inconvenientes para salir adelante. Para ello se solicita la aportación de los citados alimentos (ya que hasta la fecha disponemos en cantidad suficiente de legumbres...) en envases individuales para poder proceder de forma adecuada a su reparto. Los alimentos que demanda CÁRITAS son:

  • Aceite de oliva o girasol en envase individual de uno o dos litros
  • Latas de conserva
  • Productos Navideños
Desde la hermandad nuestro más sincero agradecimiento a todas las personas que colaboran por su generosidad para con los más necesitados y su compromiso en seguir el evangelio.

GRUPO DE PREPARACIÓN PARA LA CONFIRMACIÓN

Entre las actividades que viene desarrollando el grupo jóven de la hermandad, hemos planteado constituir un grupo de formación para recibir el Sacramento de la Confirmación. Ya el pasado mes de junio celebramos la Confirmación del anterior grupo de formación que durante cuatro años estuvo recibiendo la formación en la hermandad para cerrar el itinerario de Iniciación Cristiana y seguir a Jesucristo desde la madurez cristiana y la convicción personal con la presencia del espíritu. Todos los jóvenes que ésteis interesados en recibir esta formación desde la hermandad os podeis poner en contacto pidiendo información en las dependencias de la hermandad y dejando vuestros datos personales.

ENSAYOS DEL MISERERE

Los ensayos de la escolanía para el besapiés extraordinario con motivo de la vuelta al culto tras su restauración de la imagen del Señor han finalizado ya que la recepción de la imagen se postergará al mes de enero. Durante estos sábados de noviembre niños, niñas, padres y madres; hemos disfrutado de un agradable rato de convivencia con mucha participación, contribuyendo al fortalecimiento de la vida de hermandad. Como colofón de este primer periodo de ensayos y conjuntamente con el grupo jóven de la hermandad, realizaremos varias actividades a saber:  el próximo sábado 10 de diciembre tendremos una convivencia navideña en la Casa de Hermandad; y el sábado 17 de diciembre realizaremos una salida a Sevilla para visitar las hermandades que representan a Jesucristo en sus Tres Caídas. Al regreso de las fiestas navideñas retomaremos de nuevo los ensayos, por ello invitamos desde aquí a todos los niños y niñas entre 5 y 11 años que quieran partricipar de nuestro grupo infantil ya sean hermanos o no, se pongan en contacto con nosotros pidiéndo información en las dependencias de la hermandad y dejándo sus datos para contactar con ellos.





DONACIÓN Y FIRMA DEL CONVENIO DE LA ACCIÓN COFRADE PATRICIA BAZÁN LUNA AL HOSPITAL DE JEREZ

Los menores ingresados en el Hospital de Jerez se beneficiarán de diverso material didáctico y lúdico donado por las asociaciones ‘Juegoterapia’ y ‘Patricia Bazán Luna’, en colaboración con Cruz Roja y La Caixa, respectivamente, en virtud de una serie de acuerdos que el pasado martes, han culminado con un acto de agradecimiento con la presencia de una representación de las mencionadas entidades, del director gerente del centro, Manuel Herrera, y del equipo directivo, el Servicio de Atención a la Ciudadanía, profesionales de las unidades de gestión clínica de Pediatría y Hematología, así como de los maestros del aula hospitalaria.


La asociación jerezana "Acción Cofrade Patricia Bazán Luna", en colaboración con La Caixa, ha entregado mesas, sillas, bases wifi con módem y preinstalación a Internet, un ‘netbook’, 4 mp4 y 12 tipos de auriculares. Además, ha firmado un convenio de colaboración con el Hospital de Jerez para regularizar su voluntariado en el centro.
El objetivo del mencionado acuerdo es hacer compañía a los pacientes y sus familiares, allegados, personas discapacitadas y realizar cualquier labor de asistencia social; asimismo, aportará material escolar, lúdico, informático; y dinamizará con actividades y actuaciones las horas de ingreso, especialmente en Hematología y Pediatría, para hacerlas más livianas.
El director gerente del hospital ha agradecido este gesto solidario, señalando que “llenará de ilusión a todos los menores ingresados, al tiempo que permitirá mejorar su estancia y su ánimo”.
Nuestra Diputada de Caridad, Pepi Peña Ferrer rubricó el convenio por parte de la ACPBL y expuso a los asistentes los objetivos de la asociación que gestiona el apartado de Caridad de la hermandad, os dejamos algunas imágenes del acto.







viernes, 25 de noviembre de 2011

EL TIEMPO DE ADVIENTO

Ante la llegada del tiempo de adviento que comenzaremos a celebrar el próximo domingo, os dejamos una interesante lectura para conocer mejor este tiempo litúrgico.

Comienzo: El Adviento es el comienzo del Año Litúrgico y empieza el domingo

Término: Adviento viene de adventus, venida, llegada,  próximo al 30 de noviembre y termina el 24 de diciembre. Forma una unidad con la Navidad y la Epifanía.

Color: La Liturgia en este tiempo es el morado.

Sentido: El sentido del Adviento es avivar en los creyentes la espera del Señor.

Duración: 4 semanas

Conforme al uso actual [1910], el Adviento es un tiempo litúrgico que comienza en el Domingo más cercano a la fiesta de San Andrés Apóstol (30 de Noviembre) y abarca cuatro Domingos. El primer Domingo puede adelantarse hasta el 27 de Noviembre, y entonces el Adviento tiene veintiocho días, o retrasarse hasta el 3 de Diciembre, teniendo solo veintiún días.

Con el Adviento comienza el año eclesiástico en las Iglesias occidentales. Durante este tiempo los creyentes son exhortados
  • a prepararse dignamente a celebrar el aniversario de la venida del Señor al mundo como la encarnación del Dios de amor,
  • de manera que sus almas sean moradas adecuadas al Redentor que viene a través de la Sagrada Comunión y de la gracia, y
  • en consecuencia estén preparadas para su venida final como juez, en la muerte y en el fin del mundo.
Simbolismo

La Iglesia prepara la Liturgia en este tiempo para lograr este fin. En la oración oficial, el Breviario, en el Invitatorio de Maitines, llama a sus ministros a adorar "al Rey que viene, al Señor que se acerca", "al Señor que está cerca", " al que mañana contemplaréis su gloria". Como Primera Lectura del Oficio de Lectura introduce capítulos del profeta Isaías, que hablan en términos hirientes de la ingratitud de la casa de Israel, el hijo escogido que ha abandonado y olvidado a su Padre; que anuncian al Varón de Dolores herido por los pecados de su pueblo; que describen fielmente la pasión y muerte del Redentor que viene y su gloria final; que anuncian la congregación de los Gentiles en torno al Monte Santo. La Segunda Lectura del Oficio de Lectura en tres Domingos están tomadas de la octava homilía del Papa San León (440-461) sobre el ayuno y la limosna como preparación para la venida del Señor, y en uno de los Domingos (el segundo) del comentario de San Jerónimo sobre Isaías 11:1, cuyo texto él interpreta referido a Santa María Virgen como "el renuevo del tronco de Jesé". En los himnos del tiempo encontramos alabanzas a la venida de Cristo como Redentor, el Creador del universo, combinados con súplicas al juez del mundo que viene para protegernos del enemigo. Similares ideas son expresadas los últimos siete días anteriores a la Vigilia de Navidad en las antífonas del Magnificat . En ellas, la Iglesia pide a la Sabiduría Divina que nos muestre el camino de la salvación; a la Llave de David que nos libre de la cautividad; al Sol que nace de lo alto que venga a iluminar nuestras tinieblas y sombras de muerte, etc. En las Misas es mostrada la intención de la Iglesia en la elección de las Epístolas y Evangelios. En las Epístolas se exhorta al creyente para que, dada la cercanía del Redentor , deje las actividades de las tinieblas y se pertreche con las armas de la luz; que se conduzca como en pleno día, con dignidad, y vestido del Señor Jesucristo; muestra como las naciones son llamadas a alabar el nombre del Señor; invita a estar alegres en la cercanía del Señor, de manera que la paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodie los corazones y pensamientos en Cristo Jesús; exhorta a no juzgar, a dejar que venga el Señor, que manifestará los secretos escondidos en los corazones. En los Evangelios la Iglesia habla del Señor que viene en su gloria; de Aquel en el que, y a través del que, las profecías son cumplidas; del Guía Eterno en medio de los Judíos; de la voz en el desierto, "Preparad el camino del Señor".

Duración y Ritual

Todos los días de Adviento debe celebrarse el Oficio y Misa del Domingo o Feria
correspondiente, o al menos debe ser hecha una Conmemoración de los mismos, independientemente del grado de la fiesta celebrada. En el Oficio Divino el Te Deum, jubiloso himno de alabanza y acción de gracias, se omite; en la Misa el Gloria in excelsis no se dice. El Alleluia, sin embargo, se mantiene. Durante este tiempo no puede hacerse la solemnización del matrimonio (Misa y Bendición Nupcial); incluyendo en la prohibición la fiesta de la Epifanía. El celebrante y los ministros consagrados usan vestiduras violeta. El diácono y subdiácono en la Misa, en lugar de las dalmáticas usadas normalmente, llevan casullas plegadas. El subdiácono se la quita durante la lectura de la Epístola, y el diácono la cambia por otra, o por una estola más ancha, puesta sobre el hombro izquierdo entre el canto del Evangelio y la Comunión. Se hace una excepción en el tercer Domingo (Domingo Gaudete), en el que las vestiduras pueden ser rosa, o de un violeta enriquecido; los ministros consagrados pueden en este Domingo vestir dalmáticas, que también pueden ser usadas en la Vigilia de la Navidad, aunque fuera en el cuarto Domingo de Adviento. El Papa Inocencio III (1198-1216) estableció el negro como el color a ser usado durante el Adviento, pero el violeta ya estaba en uso al final del siglo trece. Binterim dice que había también una ley por la que las pinturas debían ser cubiertas durante el Adviento. Las flores y las reliquias de Santos no debían colocarse sobre los altares durante el Oficio y las Misas de este tiempo, excepto en el tercer Domingo; y la misma prohibición y excepción existía relacionada con el uso del órgano. La idea popular de que las cuatro semanas de Adviento simbolizan los cuatro mil años de tinieblas en las que el mundo estaba envuelto antes de la venida de Cristo no encuentra confirmación en la Liturgia.

Origen Histórico

No se puede determinar con exactitud cuando fue por primera vez introducida en la Iglesia la celebración del Adviento. La preparación para la fiesta de la Navidad no debió ser anterior a la existencia de la misma fiesta, y de ésta no encontramos evidencia antes del final del siglo cuarto cuando, de acuerdo con Duchesne [Christian Worship (London, 1904), 260], era celebrada en toda la Iglesia, por algunos el 25 de Diciembre, por otros el 6 de Enero. De tal preparación leemos en las Actas de un sínodo de Zaragoza en el 380, cuyo cuarto canon prescribe que desde el diecisiete de Diciembre hasta la fiesta de la Epifanía nadie debiera permitirse la ausencia de la iglesia. Tenemos dos homilías de San Máximo, Obispo de Turín (415-466), intituladas "In Adventu Domini", pero no hacen referencia a ningún tiempo especial. El título puede ser la adición de un copista. Existen algunas homilías, probablemente la mayor parte de San Cesáreo, Obispo de Arlés (502-542), en las que encontramos mención de una preparación antes de la Navidad; todavía, a juzgar por el contexto, no parece que exista ninguna ley general sobre la materia. Un sínodo desarrollado (581) en Mâcon, en la Galia, en su canon noveno ordena que desde el once de Noviembre hasta la Navidad el Sacrificio sea ofrecido de acuerdo al rito Cuaresmal los Lunes, Miércoles, y Viernes de la semana. El Sacramentario Gelasiano anota cinco domingos para el tiempo; estos cinco eran reducidos a cuatro por el Papa San Gregorio VII (1073-85). La colección de homilías de San Gregorio el Grande (590-604) empieza con un sermón para el segundo Domingo de Adviento. En el 650 el Adviento era celebrado en España con cinco Domingos. Varios sínodos hicieron cánones sobre los ayunos a observar durante este tiempo, algunos empezaban el once de Noviembre, otros el quince, y otros con el equinoccio de otoño. Otros sínodos prohibían la celebración del matrimonio. En la Iglesia Griega no encontramos documentos sobre la observancia del Adviento hasta el siglo octavo. San Teodoro el Estudita (m. 826), que habló de las fiestas y ayunos celebrados comúnmente por los Griegos, no hace mención de este tiempo. En el siglo octavo encontramos que, desde el 15 Noviembre a la Navidad, es observado no como una celebración litúrgica, sino como un tiempo de ayuno y abstinencia que, de acuerdo a Goar, fue posteriormente reducido a siete días. Pero un concilio de los Rutenianos (1720) ordenaba el ayuno de acuerdo a la vieja regla desde el quince de Noviembre. Esta es la regla al menos para algunos de los Griegos. De manera similar, los ritos Ambrosiano y Mozárabe no tienen liturgia especial para el Adviento, sino sólo el ayuno.

Esquema del Adviento

En orden a hacer sensible esta doble preparación de espera, la liturgia suprime durante el Adviento una serie de elementos festivos. De esta forma, en la misa ya no rezamos el Gloria, se reduce la música con instrumentos, los adornos festivos, las vestiduras son de color morado, el decorado de la Iglesia es más sobrio, etc. Todo esto es una manera de expresar tangiblemente que, mientras dura nuestro peregrinar, nos falta algo para que nuestro gozo sea completo. Y es que quien espera es porque le falta algo. Cuando el Señor se haga presente en medio de su pueblo, habrá llegado la Iglesia a su fiesta completa, significada por solemnidad de la fiesta de la Navidad.
Tenemos cuatro semanas en las que Domingo a Domingo nos vamos preparando para la venida del Señor. La primera de las semanas de adviento está centrada en la venida del Señor al final de los tiempos. La liturgia nos invita a estar en vela, manteniendo una especial actitud de conversión. La segunda semana nos invita, por medio del Bautista a «preparar los caminos del Señor»; esto es, a mantener una actitud de permanente conversión. Jesús sigue llamándonos, pues la conversión es un camino que se recorre durante toda la vida. La tercera semana preanuncia ya la alegría mesiánica, pues ya está cada vez más cerca el día de la venida del Señor. Finalmente, la cuarta semana ya nos habla del advenimiento del Hijo de Dios al mundo. María es figura, central, y su espera es modelo estímulo de nuestra espera.
En cuanto a las lecturas de las misas dominicales, las primeras lecturas son tomadas de Isaías y de los demás profetas que anuncian la Reconciliación de Dios y, la venida del Mesías. En los tres primeros domingos se recogen las grandes esperanzas de Israel y en el cuarto, las promesas más directas del nacimiento de Dios. Los salmos responsoriales cantan la salvación de Dios que viene; son plegarias pidiendo su venida y su gracia. Las segundas lecturas son textos de San Pablo o las demás cartas apostólicas, que exhortan a vivir en espera de la venida del Señor.
El color de los ornamentos del altar y la vestidura del sacerdote es el morado, igual que en Cuaresma, que simboliza austeridad y penitencia. Son cuatro los temas que se presentan durante el Adviento:


I Domingo

La vigilancia en espera de la venida del Señor. Durante esta primer semana las lecturas bíblicas y la predicación son una invitación con las palabras del Evangelio: "Velen y estén preparados, que no saben cuándo llegará el momento". Es importante que, como familia nos hagamos un propósito que nos permita avanzar en el camino hacia la Navidad; ¿qué te parece si nos proponemos revisar nuestras relaciones familiares? Como resultado deberemos buscar el perdón de quienes hemos ofendido y darlo a quienes nos hayan ofendido para comenzar el Adviento viviendo en un ambiente de armonía y amor familiar. Desde luego, esto deberá ser extensivo también a los demás grupos de personas con los que nos relacionamos diariamente, como la escuela, el trabajo, los vecinos, etc. Esta semana, en familia al igual que en cada comunidad parroquial, encenderemos la primer vela de la Corona de Adviento, color morada, como signo de vigilancia y deseos de conversión.

II Domingo

La conversión, nota predominante de la predicación de Juan Bautista. Durante la segunda semana, la liturgia nos invita a reflexionar con la exhortación del profeta Juan Bautista: "Preparen el camino, Jesús llega" y, ¿qué mejor manera de prepararlo que buscando ahora la reconciliación con Dios? En la semana anterior nos reconciliamos con las personas que nos rodean; como siguiente paso, la Iglesia nos invita a acudir al Sacramento de la Reconciliación (Confesión) que nos devuelve la amistad con Dios que habíamos perdido por el pecado. Encenderemos la segunda vela morada de la Corona de Adviento, como signo del proceso de conversión que estamos viviendo.
Durante esta semana puedes buscar en los diferentes templos que tienes cerca, los horarios de confesiones disponibles, para que cuando llegue la Navidad, estés bien preparado interiormente, uniéndote a Jesús y a los hermanos en la Eucaristía.  

III Domingo

El testimonio, que María, la Madre del Señor, vive, sirviendo y ayudando al prójimo. Coincide este domingo con la celebración de la Virgen de Guadalupe, y precisamente la liturgia de Adviento nos invita a recordar la figura de María, que se prepara para ser la Madre de Jesús y que además está dispuesta a ayudar y servir a quien la necesita. El evangelio nos relata la visita de la Virgen a su prima Isabel y nos invita a repetir como ella: "Quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a verme?.
Sabemos que María está siempre acompañando a sus hijos en la Iglesia, por lo que nos disponemos a vivir esta tercer semana de Adviento, meditando acerca del papel que la Virgen María desempeñó. Te proponemos que fomentes la devoción a María, rezando el Rosario en familia, uno de los elementos de las tradicionales posadas, que inician el próximo día 16. Encendemos como signo de espera gozosa, la tercer vela, color rosa, de la Corona de Adviento.

IV Domingo

El anuncio del nacimiento de Jesús hecho a José y a María. Las lecturas bíblicas y la predicación, dirigen su mirada a la disposición de la Virgen María, ante el anuncio del nacimiento de su Hijo y nos invitan a "Aprender de María y aceptar a Cristo que es la Luz del Mundo". Como ya está tan próxima la Navidad, nos hemos reconciliado con Dios y con nuestros hermanos; ahora nos queda solamente esperar la gran fiesta. Como familia debemos vivir la armonía, la fraternidad y la alegría que esta cercana celebración representa. Todos los preparativos para la fiesta debieran vivirse en este ambiente, con el firme propósito de aceptar a Jesús en los corazones, las familias y las comunidades. Encendemos la cuarta vela color morada, de la Corona de Adviento

La Corona de Adviento

Origen: La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar al fuego del dios sol, para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas. Partían de sus costumbres para enseñarles la fe católica. La corona está formada por una gran variedad de símbolos:

La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar.

Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida, y Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.

Las cuatro velas: Nos hace pensar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas la corona. Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando con la cada vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo.
Son cuatro velas las que se ponen en la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de adviento al hacer la oración en familia.
Las manzanas rojas que adornan la corona representan los frutos del jardín del Edén con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la promesa del Salvador Universal.

El listón rojo representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve.

Los domingos de adviento la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona de adviento. Luego, se lee la Biblia y alguna meditación. La corona se puede llevar al templo para ser bendecida por el sacerdote.