lunes, 12 de diciembre de 2011

VUELTA TEMPORAL A LA NORMALIDAD

Como conocereís quienes visitan nuestra hermandad habitualmente, hace unas semanas se procedió a la colocación de las medidas de prevención ante el desprendimiento el pasado mes de septiembre de una parte del artesonado de la nave central.

Os dejamos a continuación algunas imágenes y los impactos en prensa digital y escrita de la vuelta a la normalidad a la espera de valorar una solución definitiva.






Fuente: La Levantá Digital

La Iglesia de San Lucas ha vuelto a recobrar la normalidad en cuanto a su distribución se refiere, ya que la zona de la nave central del templo que se acotó hace unos meses debido a unos desprendimientos, ha retomado su aspecto habitual tras la subsanación de los desperfectos.

Fuente: Diario de Jerez

La hermandad de las Tres Caídas saldrá de San Lucas el Miércoles Santo de 2012. Tras la incertidumbre creada por el desprendimiento de parte del artesonado de la techumbre sucedido meses atrás, que obligó a cerrar la nave central del templo, la hermandad ha adoptado medidas de urgencia y provisionales como colocar una red para minimizar otros posibles desprendimientos que pudieran producirse, un sistema similar al que se usó en San Miguel cuando esta iglesia estaba en proceso de rehabilitación y hubo que tomar este remedio de forma eventual.

Este templo depende directamente de la hermandad, al igual que sucede con otras iglesias de la nómina histórica de la ciudad como es el caso de la Vera Cruz en San Juan o el Desconsuelo con San Mateo. Junto a la colocación de la red, los especialistas que ha consultado la hermandad y han visitado San Lucas han aconsejado la colocación de unos testigos en la zona afectada a fin de determinar si la fractura es casual u obedece a algo más grave.

Así que, en este caso concreto, la medida o la actuación más inmediata es esperar a saber qué pudo provocar el desprendimiento de una pequeña pieza del artesonado. Lo cierto es que hoy en día el concurso de las hermandades para el mantenimiento de templos de primer orden en lo histórico y artístico en la ciudad es algo que nadie duda, ya sea de forma directa, por ser gestores o usufructuarios de los mismos, o por formar y ser la parte más activa de una comunidad parroquial.

En gran medida el mantenimiento de estas edificaciones e incluso la responsabilidad de atender eventuales situaciones críticas recae sobre las espaldas de las corporaciones cofrades, que por otra parte son al fin y al cabo las que las disfrutan. Nadie pasa por alto que la situación de los templos más añejos de la ciudad es bastante delicada con casos como el de Santiago, que apunta a eternizarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario