domingo, 19 de febrero de 2012

RESEÑA SIMBÓLICA Y TÉCNICA DE LA CORONA DE ORO PARA LA CORONACIÓN CANÓNICA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA


Esta corona ha sido diseñada buscando una idea distinta en su conjunto, aportando una impronta de originalidad, optándose por centrar la cruz en el resplandor , detalle poco usual en este tipo de presea, procurando su mayor simbolismo y personalidad, sin ser una corona recargada. Se compone de dos partes considerables, el canasto como corona de reina del cielo y de la tierra y el resplandor como destellos de la divinidad.

EL CANASTO
De forma redonda y cónica, se divide en doce partes, seis perchetes y seis pilastrillas. Los perchetes se componen cada uno de ellos en un centro de óvalos a modo de cartelas, estos centros son rodeados por adornos de idealizadas hojas de yedra que terminan en punta. En los mismos van los escudos de Su Santidad Benedicto XVI, el episcopal de Mons. Mazuelos Pérez, Obispo de Asidonia-Jerez y el de la Ciudad de Jerez. El perchete central es conformado por la escena de la coronación de la Santísima Virgen. En la parte trasera se representan símbolos relacionados con el rosario.
Entre los perchetes se disponen pilastras donde se adosan unas mensulas contrafuertes que da una agradable forma sinuosa en su perfil, todo este conjunto es apoyado en un aro decorado con hojas de gracioso movimiento; de estas pilastras surgen los seis imperiales, decorados con volutas y acantos que buscan y elevan el globo terráqueo, interpretado este con meridiano engastado con pedrería al grano.
La cruz ricamente decorada campea sobre el mundo que se dispone rodeado de rayos plisados y flamígeros como destellos de divinidad y es adorada por arcángeles alados pudiéndose interpretar esta composición como un relicario.

EL RESPLANDOR
Se dispone la forma circular por doce rayos lisos plisados y once perchetes de entrerayos. Estos perchetes alojan en su interior óvalos a forma de cartelas de igual modo que en el canasto flanqueados por rayos pequeños y rematados por las hojas de la yedra. Estos óvalos son representados por las letanías en un total de once. El interior del resplandor se conforma con dibujo a base de tallos y hojas, de idealizada yedra, que abrazan óvalos con festones de rosas.

TÉCNICA
Las técnicas a realizar serán las más puras dentro del arte de la orfebrería, abultando las piezas para su posterior repujado, todo ello a mano, utilizando soldadura de oro en los distintos grados de fusión, interviniendo también aspectos del oficio de la joyería, el acabado será de oro en su color, pulido, abrillantado y bruñido.

Orfebrería Delgado López.
Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario