sábado, 21 de febrero de 2015

En la Red: "Un Vía Crucis mayúsculo para unas bodas de diamante" por Jerez Penitente



Las voces blancas del coro de la hermandad de las Tres Caídas resonaban en la piedra de la centenaria, por varias veces, iglesia de San Lucas. La hermandad de las Tres Caídas ofreció, en la tarde noche de ayer, uno de los momentos más esperados de este inicio de la Cuaresma. La efemérides bien lo merecía. Las bodas de diamante de la corporación del Miércoles Santo siguen tachando días en el calendario, mediante la celebración de actos tan solemnes y recogidos como el que disfrutamos ayer por las calles del Jerez más antiguo.
El imponente crucificado se hacía paso entre las estrechas calles de San Mateo para llegar a la iglesia de San Juan de los Caballeros, donde la hermandad de la Vera Cruz recibía a la hermandad de las Tres Caídas. Posteriormente, tras el paso por la iglesia de San Juan, el Cristo de la Salud llegaba hasta la capilla del Asilo de San José donde fue recibido por la hermandad del Prendimiento.
Vía Crucis sobresaliente, con momentos de verdadero recogimiento entre las calles más añejas -y por desgracia, en ruina- de Jerez. Precioso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario